20 Estrategias de marketing gastronómico, parte 1

¿Qué es marketing?

Cuando empiezas a investigar qué es marketing las definiciones parecen no acabar nunca. Y la razón de esto es que no existe una única definición que pueda resumir todo lo que el marketing puede significar.

Para que te des una idea…

Según la RAE, marketing es un conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda. Estudio de los procedimientos y recursos tendentes a este fin.

Según la Wikipedia, marketing es el arte o ciencia de satisfacer las necesidades de los clientes y obtener ganancias al mismo tiempo.

Y Según Philip Kotler -el padre del marketing moderno- marketing es el proceso social y administrativo por el cual los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios.

Aburrido ¿no?

Pero… ¿Qué es marketing gastronómico?

Aunque las definiciones anteriores te puedan marear, está claro que en nuestro día a día, aplicamos una infinidad de estrategias de marketing gastronómico. El problema es que muchas veces se desconocemos qué es y qué no es marketing gastronómico.

Marketing gastronómico es saber transmitir una idea de manera emocional.

Marketing gastronómico es por encima de todo sorprender.

Marketing gastronómico es conocer a tus clientes y ofrecerles eso que estaban buscando.

Marketing gastronómico es imprimir tus valores, que te conozcan, que crean en tu causa.

Marketing gastronómico es ser diferente. Ser el mejor en algo y no en todo.

Sencillamente, marketing gastronómico es estar en la mente de tus clientes cuando estos decidan salir.

Sin más introducciones, te dejo las primeras 10 estrategias de marketing gastronómico para que puedas aplicar en tu restaurante.

20 Estrategias de marketing gastronómico, parte 1

1) Define tu Propuesta Única de Valor (PUV):

¿Por qué debo ir a tu restaurante en vez del de ir al de la competencia? Esa es la pregunta que debes responder para definir tu Propuesta Única de Valor PUV.

No son pocos los dueños de restaurantes que con toda seguridad me responden: “Somos un restaurante de cocina de autor”. Pero déjame que te diga, que eso no es una PUV.

Una PUV te explica en tres o cuatro frases lo que te hace diferente del resto. Una PUV es el mensaje que quieres que tus clientes perciban. Una PUV les resuelve las dudas a tus potenciales clientes y les deja bien claro cuáles van a ser sus beneficios si eligen tu restaurante.

2) Cuenta tu propia historia:

Como bien cuenta Seth Godin en su libro ¿Todos los comerciales son mentirosos? “Antes de que existieran la mercadotecnia y los carritos de la compra, y mucho antes de los publireportajes, los humanos empezaron a contarse historias los unos a los otros.

¿Acaso cómo crees que hacía el hombre para transmitir sus costumbres y conocimientos antes de que existiera la escritura?

Nos fascinan las historias, y el saber contar la tuya propia será determinante para poder permanecer en las mentes de tus clientes.

3) Construye la marca personal de tu restaurante:

No existe una marca personal sin una historia detrás. De ahí, la importancia de saber contar tu propia historia.

Pero… ¿Cómo se construye una marca para un restaurante?

Las grandes marcas saben el porqué han nacido para lo que han nacido. Conocen su visión del mundo, conocen su porqué en la sociedad en la que les ha tocado vivir. Las grandes marcas ven lo que otros jamás pudieron ver y se atrevieron a cambiar el mundo sin importar el qué dirán.

Pero cuidado, cuando hablamos de contar una historia para crear una marca, en ningún momento estamos “vendiendo” lo que ofrece tu restaurante. Cuando hablamos de marca, no vendemos productos; hablamos de valores, de cultura, de la visión del mundo de la gastronomía que tienes y que quieres cambiar. Así, solo así, podrás permanecer en la mente de tus clientes.

Nunca trates a tus productos o servicios como mercancías. Por eso Go Pro no vende cámaras de fotos de deporte extremo, sino la promesa de poder guardar tus recuerdos y de poder compartirlos con el mundo.

Entender que tu restaurante no vende comida es el primero paso que debes dar si lo que quieres es crear una marca que permanezca en la mente de tus clientes.

 

Cuando hablamos de marca, no vendemos productos; hablamos de valores, de cultura, de la visión del mundo de la gastronomía que tienes y que quieres cambiar. Así, solo así, podrás permanecer en la mente de tus clientes.

4) Eleva la figura del comunicador:

Steve Jobs en Apple, Jeff Bezos en Amazon, Richard Branson en Virgin; son solo algunos ejemplos del arte de saber transmitir y sorprender, además de saber ver lo que todo el mundo nunca jamás pudo.

Hay una anécdota que cuenta Guy Kawasaki en su libro El arte de cautivar, en la que describe como en un congreso en Moscú Richard Branson, presidente de Virgin Group, le pregunta si alguna vez había viajado en su compañía Virgin. La respuesta por parte de Guy Kawasaki fue que no, ya que éste era cliente de United Airlines. Tal es así, que inmediatamente y sin pensarlo Richard Branson se arrodilla ante él, y sin ningún tipo de complejo le pule los zapatos con la manga de su abrigo. Como consecuencia, Guy Kawasaki nunca más ha tomado un vuelo de United Airlines.

¿Acaso Richard Branson tenía alguna necesidad económica siendo la persona 330 más rica del mundo y la 12 más rica del Reino Unido, de acuerdo con Forbes?

 Si eso no es un líder carismático ¿qué es?

 

5) Empieza a comprender las necesidades de los millennials:

Los millennials son y serán quienes dominen gran parte del consumo mundial, e ignorar sus necesidades te aseguro que no ayudará a tu restaurante. Un claro ejemplo de esto es el de McDonald´s que ya ha empezado a acusar cambios negativos en su facturación.

Los millennials buscan transparencia, buscan productos que les generen confianza, buscan ser más responsables con el medio ambiente. Los millennials no entienden su forma de vida sin las posibilidades que les ofrece Internet, y sus prioridades no pasan por adquirir un coche en propiedad como lo era para sus padres. Sus valores y prioridades han cambiado todo lo que hasta ahora se había prendido.

Los millennials se sienten muy a gusto con las nuevas oportunidades que la economía colaborativa les ofrece. Conectan emocionalmente con esos valores. Empresas como Airbnb, Bla Bla Car, Eat With son generadoras de experiencias y eso es simplemente lo que buscan.

Ahora… sabiendo todo esto ¿Sigues pensando que tu presencia en Internet es algo que puedes seguir descuidando?

 

Los millennials buscan transparencia, buscan productos que les generen confianza, buscan ser más responsables con el medio ambiente. Los millennials no entienden su forma de vida sin las posibilidades que les ofrece Internet, y sus prioridades no pasan por adquirir un coche en propiedad como lo era para sus padres. Sus valores y prioridades han cambiado todo lo que hasta ahora se había prendido.

6) Nunca ignores lo que se dice de tu restaurante en el mundo 2.0:

Actualmente el mundo se divide en dos: entre los que están a favor de Internet, y los que no. Personalmente me encuentro entre los que están a favor; aunque muchísimos, por no decir la mayoría de los dueños de los restaurantes -incluidos restaurantes con estrellas Michellin- que están en contra.

No entender que el mundo va hablar de tu restaurante -decidas o no decidas participar- es, y perdóname por la expresión, de ignorantes.

Descuidar tu reputación online es signo de no entender el mundo en el que nos toca vivir. Aceptar que estamos escribiendo en primera persona sobre esta nueva era en Internet, es un paso que muchos restaurantes deben empezar a dar. Pero eso sí, esconder la cabeza como el avestruz no es la solución.

7) Trabaja el Copywriting en todas tus páginas Web:

Haz que tu página Web sirva para algo más que una tarjetas de visitas.

El objetivo de tu sitio Web no pasa por ayudar a tus clientes a encontrar una ubicación privilegiada para aparcar el coche.

Charles Eames decía: “El diseño es un plan para ordenar elementos de la mejor manera posible para llevar a cabo un propósito particular.”

Una página Web necesita de una estrategia. Y no conocer todas las posibilidades que puede ofrecerte puede significar que te quedes fuera del radar de tus potenciales clientes.

El Copywriting Gastronómico será tu aliado para poder diseñar tu Web como corresponde. Te aconsejo, si quieres profundizar más sobre el tema, que leas La guía definitiva que todo restaurante debe saber sobre Copywriting.

8) Abre un blog e imprime tus valores:

Abrir un blog no es un capricho snob, sino más bien una necesidad si lo que quieres es posicionarte y contar en primera persona tu historia.

Cuéntales de dónde vienes, hacía dónde quieres ir. Hazlos partícipes de tu visión del mundo de la gastronomía. El futuro lo estamos creando en el presente; y tus clientes ya no se conforman con un plato de comida con un nombre rimbombante.

Quieren más. Quieren saber la historia de esa plato, de ese producto que trabajas. Quieren saber si respetas el medio ambiente. Si le compras a productores locales. Si tienes algún compromiso con tu sociedad. En definitiva… quieren saberlo todo del sitio que les va a hacer sentir un experiencia.

Te dejo un artículo que escribió Julia Pérez Lozano en Gastroactitud en el que explica los compromisos de la alta cocina.

 

Cuéntales de dónde vienes, hacía dónde quieres ir. Hazlos partícipes de tu visión del mundo de la gastronomía. El futuro lo estamos creando en el presente; y tus clientes ya no se conforman con un plato de comida con un nombre rimbombante.

9) Analiza todas las tendencias:

Entiendo que en estos tiempos de infoxicación es cada vez es más difícil intentar aprender o leer sobre algo nuevo, pero es imprescindible si lo que quieres es estar actualizado y poder sacar alguna ventaja competitiva.

Ser el primero, o por lo menos ser de los primeros tiene sus ventajas. Un claro ejemplo de esto fue hace un par de meses con la llegada de Periscope.

Periscope es una aplicación desarrollada por Twitter en la que puedes grabar vídeos en streaming con la característica de que al cabo de unas horas éste se borra.

Ver a René Redzepi de Noma, o a Fernando Rivarola de El Baqueano como enseñaban las entrañas de sus restaurantes es toda una experiencia de cara a tus clientes.

La verdad es que es una aplicación muy interesante para los restaurantes. Sin embargo hizo algo de ruido, parecía que se iba a comer el mundo, pero la verdad es que sigue sin despegar.

Ir probando diferentes estrategias de marketing gastronómico para tu restaurante es una necesidad que debes: 1) No descartarla sin antes probarla 2) Ver cómo evoluciona entre la gente.

10) Haz que tus clientes se sientan partícipes de las decisiones futuras de tu restaurante:

No existe nada más bonito que sentirse útil -provechoso- que tus opiniones cuentan. Y tu restaurante puede regalarles eso mismo a tus clientes.

¿Cómo?

Pues muy fácil… haciéndolos partícipes de alguna de las decisiones que tengas que tomar en tu restaurante.

Conocer qué piensan tus clientes es un arma poderosísima que no debes desaprovechar: Darles de probar un postre nuevo para la nueva carta, enseñarles algunas muestras de los nuevos uniformes, convidarles una copa de vino de un vino que no está en la carta, son algunos de los ejemplos que puedes poner en práctica.

Simplemente preguntándoles su opinión conseguirás llegar a ellos de una manera emocional. Ten en cuenta que la decisión final siempre la tomarás tú. Pero lo que les queda a ellos es la sensación de que les importas, y de que su opinión es muy importante para ti.

Sorprender y hacer sentir a tus clientes, no es una estrategia de marketing gastronómico que te signifique un gasto. Solo debes poner en marcha tu imaginación y querer generar experiencias distintas a tus clientes.    

 

Y a ti… ¿Qué te han parecido estas estrategias de marketing gastronómico?

¿Alguna que quieras compartir con todos?

La semana que viene se viene la segunda parte.

 

Derechos de imagen de Pixabay.

Introduce tu correo y recibirás contenidos exclusivos que te ayudarán a poner a tu restaurante en lo más alto.